DESDE LA SILVA

 

   
   
   

EN NEMEROSO LUGAR

En el primero de los Pergaminos de Miravalles, se puede leer: "En nemoroso lugar, en el territorio beri-cense (berciano), en la orilla del ríbido (río) discurrente Silvanus, al lado del Camino que lleva a Campo Estelae (Compostela), se yergue la fábrica de admirable grandeza de la iglesia que bajo la advocación de San Martín es lugar de oración, penitencia, trabajo y a la vez faro de caminantes. Contiguo a ella hállase nuestro Monasterio, cenobio de monjes: unos a la azada y otros a la oración.
Está edificado con muros de piedra descargados por estribos y cubierto con groseras lanchas de pizarra. En la planta baja se encuentran: la Sala del Capítulo, que también hace las veces de refectorio (comedor) y la cocina, separada de éste por un tabique materato (de madera), y en la superior están: la apoteca (botica), las canónicas (celdas) del Abad don Pimolus, del Prepósito Pe-trus y de Santiago, el Cillero (encargado de la despensa), y la regula (dormitorio corrido) de los ocho monjes regulares.
De otro lado del Camino; en Las Cortinas (las huertas), hállase la Casa del Hospital y del Hospicio. Está edificada con mapues-tos y techada por colmo e ge-niestas (cuelmo y escobas), sólo tiene una planta dividida en cuatro salas separadas por tabiques cañizares de bimbrias y barro, en las que además de los enfermos y los siete niños pilongos que la Comunidad acoge por caridad, descansan los romeros.

Aparte están: las zahúrdas en las que hozan y gruñen unos cuantos cerdos, las cuadras, el cortil y el palomar bien poblados; el lagar, con su viga y agujas de la celia vinaria (bodega), en la que hay cupas (cubas) de hasta nueve palmos de altura; el horno de cocer el pan y el almacén de bastimentos, en cuyo terrado se almacenan: orzas con aceite de oliva de Salamanca y de linaza de Benevívere, tinajas con manteca y miel, folies cabrunos (pellejos de vino), cuévanos (cestos) con legumbres y nabos; banastas con nueces, higos secos y castañas calamustias; taregos (vasijas para conservas) con truchas y anguilas in acetum (en vinagre); muelos de trigo, centeno y cebada; quesos en los estantes y an-dollas, espinazos, pemiles... colgados de las camberas (tablas con ganchos). En cobertizos alejados están las cubas de agua para la balnea (el baño) y las trísti-gas (letrinas).
Al Monasterio pertenecen: llamas, chopadas, omerales, conchales, maxuelos, bagos, yugadas, eras, molinos, colmenares, figuerales... ganados

ALTAR MAYOR

piedra de silleria

piedra de silleria

Arco

Modillones

abside

pie de columna

SUS RUINAS HAN SIDO DECLARADAS BIEN DE INTERES CULTURAL EN  EL AÑO1.993

ESTILO
Su cabecera es de estilo de transición, hecha hacia fines del siglo Xll, con aparejo de sillera de granito marcada. Compónese de tres capillas: semioctogonal la mayor, con arco apuntado y bóveda de cinco paños a hiladas horizontales y llanas, que se apoyan en cuatro nervios, juntándose los dos mediales antes de llegar a la clave del arco; su molduraje es de tres bocelones extrañamente dispuestos y con filetes entre medias; el arco es llano y doblado; hay arquitos murales con guarnición de billetes, para credencias y cobijando ventanas abocinadas y ricas en molduraje por dentro y por fuera. Los ábsides laterales prolongan algún tanto su semicirculo: están abovedados a modo románico; de sus arcos es apuntado el uno y redondo el otro, y abren ventanas muy sencillas.
Entre las capillas avanzan semipilas acodilladas, con sus medias columnas para arcos medianeros, y otras finas en los codillos, que habrían de recibir ogivas, formando un crucero, tal como al fin llegó a labrarse en el siglo XVl, aunque ya sin bóvedas. Los capiteles son de estilo corintio, con hojas lisas o retailadas, cauliculos a veces, y además uno hay lleno de cabezas humanas y otro con dos hombres y tres leones.
Exteriormente, ciñen la capilla mayor tres cornisas, la una de billetes y la otra de bocelón, quedando entre medias tres ventanillas: alero, extensivo a los ábsides laterales mas en bajo, con modillones variados, habiéndolos que representan una figura con dos cabezas, bustos deformes, un hombre sentado obsceno, cabezas de león, toro y carnero, mas figuras humanas, etc. Vale por zócalo una base ática corrida, con su bocelón inferior muy desarrollado, y también le hay por dentro.
Conservase el primitivo soporte del altar, cilíndrico, abierta encima su caja para reliquias, y con letrero rudísimo y consumido del que se puede leer esto:

SE FRE DEM TAD.........

SC MORTE....................

SCI MARTINI................

En el siglo XVl hubo de completarse el edificio con crucero, un tramo de naves y espadaña a los pies. Las pilas hechas entonces son cuadradas con medias columnas bien gruesas, soportando arcos llanos, a medio punto, y armaduras sencillas ya ruinosas. Los muros son de manposteria, y en la puerta imítanse billetes y aún algo de disposición románica. Ancho interior por el crucero,15,50 metros. Los capiteles corintios y los modillones con figura de bustos se conservan en el museo de los caminos de Astorga
 

En la primera mitad del siglo XX aún  conservaba su excelente estructura y el ábside poligonal.

 

LA SILVA Y  EL VALLE DE SAN JUAN  La Silva aparece citada por primera vez en 1203 en un documento existente en el archivo de la diócesis de Astorga, en el que se relaciona a esta localidad con el monasterio de San Juan de Montes.
"San Juan es una iglesia solitaria en jugoso valle, junto a la antigua calzada romana que desciende desde el Alto de Braña hacia el Bierzo. Su nombre primitivo era el de San Martín de Montes, a él pertenecen las localidades de Monasteriolo y La Silva (Gómez Moreno, Catálogo Monumental de la Provincia de León).
Y en la Guía de la Diócesis de Astorga de A. Quintana.
"En la Navidad del año citado se celebró un Capítulo en Zamora para solucionar el problema del ingreso de la Comunidad en la Orden Hospitalaria de San Juan. Asistieron, entre otros: don Alfonso, Maestre de dicha Orden, don García Remigio, Comendador en los reinos de León, Castilla y Portugal, y don Gonzalo, bailío del Bierzo, en el que se acordó formar una comisión para negociar con el Cabildo y el Obispado de Astorga. Tras porfiadas discusiones, se decide que el Monasterio de San Juan con tres cuartos de sus posesiones quedase en poder de la Orden del Hospital, el otro cuarto, del que se exceptúan las tierras de labor, un molino, una viña y una era de La Silva pasaría a la iglesia Astorgana".
 

En 1993, estas ruinas son declaradas bien de interés cultural, a continuación se hacen unas labores de limpieza del recinto, a cargo de "Promonumenta". (ver foto1)  (foto2) (foto3) (foto4).

Interesante escrito de Manuel Garrido Silván titulado "En un lugar del bierzo".......imaginemos dice Manuel......y su lectura nos transporta en el tiempo y al lugar, imaginemos también a través de la fotografía......con esta composicion que he preparado.(foto) (foto)  (foto)

volver